Archivo de la etiqueta: Libertad de expresión

LIBERTAD Y LIBERTINAJE

LIBERTAD Y LIBERTINAJE

Por Samuel Arango M.

Terrible lo acontecido en Francia, la tierra de la libertad, el pasado 7 de enero. “La organización terrorista Al-Qaeda en la Península Arábiga se adjudicó el ataque contra el semanario satírico francés Charlie Hebdo en París «como venganza por el honor» del profeta Mahoma, fundador del islam” : Doce personas muertas y cuatro heridas fue el saldo.

Rechazo el terrorismo, venga de donde venga. Para mi nada lo respalda. Atenta contra toda la humanidad, sea de Al-Qaeda, o de las guerrillas colombianas.

La libertad y el libertinaje es mi tema de hoy en Caja Mágica, porque cuando se abusa de la libertad de expresión  y se atacan creencias, países, personas, se hieren sentimientos muy profundos del ser humano.

 

La coherencia de algunos según el momento
La coherencia de algunos según el momento

 

Este mensaje que me llegó por Facebook lo dice todo. Desconozco su autor. Hace pocos meses los colombianos protestamos contra el caricaturista belga Pascal Decubber (PAD’R) quien presentó a nuestra selección de fútbol aspirando cocaína en la cancha. Nos sentimos injuriados, agredidos. Nos pareció injusta esta caricatura y exigimos respeto. Pascal se disculpó, admitió su error y fue perdonado, no anatemizado.

Ahora, Charlie Hebdo  con sus caricaturas contra las religiones, los musulmanes y Mahoma, los judíos, el Papa, etc., ha despertado también rechazo, aunque curiosamente algunos colombianos que antes criticaron la afrenta que nos hicieron, ahora claman por la libertad de expresión.

Según el diccionario de la lengua española, libertad es la “facultad natural que tiene el hombre de obrar de una manera o de otra, por lo que es responsable de sus actos”. El abuso de la libertad es el libertinaje, que lo define la Academia de la lengua como “desenfreno en las obras o las palabras, falta de respeto a la religión”.  Y desenfreno es “entregarse desordenadamente a los vicios y maldades”

La libertad implica responsabilidad, respeto, calidad humana. El libertinaje es todo lo contrario.

Como un ejemplo más de este tema, traigo un hecho de  hace años, cuando unos estudiantes de la Universidad Pontificia Bolivariana de Medellín, escribieron en un periódico mural un artículo injurioso contra el papa Juan Pablo II en el que cuestionaban que hablara de sexo ya que según ellos no sabía qué era eso ni para qué servía. El decano los llamó, conversó con ellos, les mostró el sinsentido y lo injusto que era que agredieran a la Universidad y al Papa en su propia casa. Fue una conversación larga y provechosa y la universidad cumplió con su obligación de realizar un proceso pedagógico de reflexión. Los estudiantes entendieron, aceptaron su error y prometieron respetar los valores de la Universidad y la religión. Incluso quisieron acabar con el periódico mural, con lo cual el directivo no estuvo de acuerdo. Posteriormente el Arzobispo de Medellín de ese entonces y Gran Canciller de la Universidad dio la orden de expulsión. El Consejo Directivo se enfrascó en una discusión amplia y abierta y por votación mayoritaria fueron expulsados los tres estudiantes. Incluso, durante la discusión se alegó que Jesucristo había expulsado con un látigo a los mercaderes del templo y otro habló de que el mismo evangelio narraba que Jesucristo perdonó a una prostituta que los sabios iban a apedrear.

Volviendo al caso de Charlie Hebdo, me escribió un amigo: “No tengo problema con que ataquen con todo a los extremistas, a los asesinos, a los terroristas y a los locos suicidas… pero generalizar, prejuzgar y atacar lo más querido por 1500 millones de personas es tan segregacionista y sesgado como atacar a alguien por su raza o su cultura”

Libertad sí, libertinaje no. Los hombres, los países, los valores, las religiones merecen respeto. Libertad es razón, corazón, comprensión, respeto, amor. Libertinaje es insulto, agresión, destrucción, odio, humillación. La afrenta llega al alma de las personas. He ahí la diferencia.

Creo que lo que se ha desatado no va a ser fácil para el mundo. Y se seguirán escribiendo artículos sobre la libertad de expresión y sobre el libertinaje, solo esperamos que el terrorismo se detenga, aunque la última publicación de Charlie Hebdo despertó nuevos ataques en Nigeria y otros países, por parte de extremistas. Por favor no generalicemos y culpemos a todo el mundo musulmán. Todas las generalizaciones llevan al error, nos consta.