FABULA NO FABULOSA

FÁBULA NO FABULOSA Por SAMUEL ARANGO M.

“Una vez, tres toros estaban paciendo en un prado. Oculto tras unos matorrales acechaba un león, pero no se atrevía a atacarlos porque estaban los tres juntos. Pensó emplear la astucia y acercándose comenzó, con pérfidas insinuaciones, a fomentar la desconfianza entre ellos. La estrategia tuvo pleno éxito: los tres toros empezaron a mirarse con recelo y al poco rato se fueron apartando uno de otro, esquivándose deliberadamente y paciendo cada cual por su cuenta. No esperaba otra cosa el león. Se arrojó sobre el primer toro, luego sobre el segundo y finalmente sobre el tercero y los destrozó”. (Enciclopedia UTHEA para la Juventud).

Casi 50 años echando bala, para nada. Cerca de 50.000 muertos para nada. Incontable número de heridos, para nada. Más de 3.000 secuestros, para nada. Cerca de 15.000 niños reclutados y armados, para nada. Miles de víctimas de minas antipersona para nada. Pueblos destruidos, para nada. Billones de pesos en petróleo derramado, para nada. Con las armas no lograron nada. Eran terroristas, eran secuestradores, eran asesinos, eran saqueadores, eran extorsionistas, eran victimarios. Con tantos años de muerte, miseria y terror, los logros de la guerrilla en los pasados 50 años eran todos negativos y perversos.

Pero de la noche a la mañana todo cambió. La varita mágica del presidente Santos los convirtió, como en los cuentos de hadas, de sapos en príncipes. Ahora, no son terroristas, son combatientes. Ahora no son victimarios, son víctimas. Ahora no son narcoterroristas sino adversarios políticos. Los crímenes, incluidos los de lesa humanidad, ya no son crímenes, ahora, por la varita, son simplemente errores. Los procesos penales se suspenden para darles puesto con el Estado. No habrá cárcel para ellos. La cárcel para los de ruana o para los contradictores del Santo régimen. Ellos ahora serán senadores, diputados, concejales. Todos los colombianos que hemos sufrido pagaremos con nuevos impuestos sus nuevos cargos. De deshonestos y criminales a doctores, con una firma, con la varita.

Las inmensas fortunas que los guerrilleros poseen se respetarán. Las caletas con billones de pesos se quedarán con ellos, los jefes. Las tierras, miles de hectáreas a nombre de terceros, serán de los jefes. Los dineros en la banca extranjera, millones de dólares y de euros, se quedarán para deleite y gloria de los cabecillas de la iniquidad. Paraísos fiscales para ellos en los países cómplices como Venezuela y Cuba. Ahora son caballeros.

La guerrilla logró en 3 años lo que no pudo en 50. Ahora las armas seguirán siendo las que disparan, explotan y matan, porque no las van a entregar pero también serán las palabras de ellos, los que han sido graduados de honestos, contra los deshonestos que hemos trabajado toda la vida y que hemos conseguido algo con el trabajo honrado, continuo y duro.

Lo negro es ahora blanco, lo blanco es ahora negro. El gris se ha terminado por decreto. Que quede claro: ¡Ansío la paz con justicia!

(Traducción de la fábula: El león: Farcsante. Los tres toros: Legislativo, Ejecutivo y Judicial…).

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: